close

La Hora: 17.000 hectáreas de arroz bajo el agua

Las fuertes lluvias que soporta el Litoral ya han afectado fuertemente a los cultivos agrícolas del cantón Daule, en Guayas, donde ya se contabilizan cerca de 17 mil hectáreas de arroz bajo el agua luego de cuatro días de lluvias intensas.

Los agricultores no pueden sacar sus productos y la maquinaria está impedida de actuar por el estado de los terrenos. Manuel Andrade, uno de los campesinos afectados, intenta rescatar algo de sus sembríos, pero el agua se lo impide. Su desesperación se hace más grande por el temor a las acciones que emprenda sobre él, el Banco Nacional de Fomento (BNF), por una deuda que mantiene. Con angustia, indica que la cosecha estaba a punto de iniciar pero el “invierno lo arruinó todo”.

La situación, que apenas ha comenzado, ya se comienza a sentir en los mercados de abastos, donde los minoristas están especulando, según las autoridades. Tomate, pimiento, habas, tomatillo y mora y dos variedades de pescado incrementaron sus precios en un 40%.

Situación económica

La mayoría de arroceros mantiene créditos vigentes con el BNF, pero ante esta emergencia invernal aseguran que no podrán pagar la deuda.

Julio Carchi, presidente de la Asociación Arroceros de Daule, cree que es necesario que el Gobierno intervenga para solucionar el problema, pues este es sólo es un inicio, las lluvias continuarán aún más fuertes.

Carlos Emilio Vélez, director de la zona 5 del Ministerio de Agricultura (Magap), minimizó el tema y aseguró que el invierno no ha traído problemas importantes porque las afectaciones son mínimas en las zonas bajas del Guayas y los Ríos.

“No hay que alarmase, los cultivos de arroz están seguros, desarrollándose con normalidad, y el maíz no tiene problema. Lógicamente se siembra en las partes altas, vamos a tener una buena producción de arroz y de maíz”, manifestó en un comunicado.

Indicó que el control de precios es una medida que va a permitir que los productores vendan en un precio justo y también para que los consumidores compren a un costo razonable.

Siguen lluvias

Mientras tanto, ayer en Guayaquil continuaron las labores de ayuda a los damnificados del crudo invierno que ha provocado la caída ya de 29 casas, varias inundaciones y 117 damnificados, hasta el momento.

Los albergues municipales y estatales están recibiendo a las personas que deciden dejar las zonas de riesgo. Eln el Fuerte Militar Huancavilca y en el Zumar, las familias reciben ayuda médica, sicológica y alimentación diaria.

La gobernadora del Guayas, Viviana Bonilla, confirmó la muerte de una tercera persona como consecuencia del invierno. Se trata de Henry Javier Rosero Rodríguez, de 24 años, cuyo cuerpo lo encontraron en el canal de Los Concheros, en Pascuales, norte de Guayaquil.

“Nosotros no hemos declarado la emergencia provincial, vivimos una emergencia desde la noche del sábado, tuvimos como consecuencia, víctimas mortales”, aclaró.

Seguirán las lluvias

Las precipitaciones siguen continúas en Guayaquil y Guayas. De hecho, según las autoridades metereológicas, las lluvias seguirán también en Manabí y Santa Elena. Ayer, el personal de socorro del Municipio de Guayaquil, estaba atento a cualquier emergencia debido.

En sectores como La Ladrillera, Sergio Toral, Paraíso de la Flor y Monte Sinaí, el pánico cundía entre los habitantes que se resisten a dejar sus casas.

40%
de incremento en algunos precios se han registrados.

3
provincias son las más afectadas.

La Hora / Confirmado.net